Problemas derivados de comprar un dominio barato

negocio

La necesidad puede provocar estragos, ya que no todo el mundo dispone del mismo capital a la hora de comprar un dominio. Ante la necesidad, surge otra distinta: buscar soluciones, algo que puede convertirse en un problema en espiral. En el siguiente artículo, os explicamos los problemas que se derivan de comprar un dominio barato ¡Arrancamos!

¿Por qué?

Ninguna empresa logra respirar perdiendo dinero, por lo que extráñate cuando veas dominios a 1€/año. Existen distintas causas por las que estas empresas logran vender dominios a este precio, y es que toda oferta de esta índole tiene truco. Los motivos por los que vemos estos dominios son los siguientes:

    • “Extras”. Cuando compramos un dominio, los extras suelen ser las redirecciones, las protecciones de compra, comercial o privacidad o los DNS. Ponemos “extras” entre comillas porque no deberían considerarse extras, ya que son parte esencial de un dominio.
    • Precio promocional. Las empresas de prestaciones de servicios hacen este tipo de estrategia de marketing: el primer año pagas la mitad, pero… ¿Y el segundo? Aquí es cuando viene la gracia de la renovación: cuesta “un riñón” renovar el dominio.
    • Servicios secundarios. Es el caso de las “ofertas gancho”, las cuales enganchan al consumidor con ciertas prestaciones ¿Alguna vez habéis oído “compra una cuenta de correo y llévate un dominio gratis”? Pues es esto a lo que nos referimos. Lo que no te cobran por un lado, te lo cobran por el otro, tranquil@.
    • Empresas low cost. En España decimos que “nadie da duros a pesetas”, haciendo referencia a lo que hemos dicho antes: las empresas no pierden dinero. Por ello, los servicios low cost son aquellos que nos ofrecen el mismo producto, pero con menos calidad o menos servicios aparejados. Por ejemplo, un dominio sin servicio técnico.

Lo caro no garantiza nada

Lo primero que pensamos cuando vemos esto es que lo barato sale caro, pero cuidado cuando decimos “caro” porque no todo lo caro es bueno. De hecho, actualmente, existen proveedores de dominios que ofrecen servicios demasiado caros para lo que realmente son. Así que os preguntaréis ¿Dónde compro y registro mi dominio?

Comprad y registrad vuestro dominio comparando una empresa con otra y viendo qué servicios ofrecen. De este modo, sabremos por dónde andan los precios y qué nos merece la pena pagar, algo que varía según lo que necesitemos.

Artículos sugeridos: